Cree en ti.

Pase lo que pase.

Imagen: Pixabay

Los cambios son la base de la evolución.

Para algun@s es más fácil que para otr@s, de acuerdo. Sin embargo, un cambio representa muchas cosas en nuestra vida y dependiendo del momento en el que nos encontremos, de la situación económica o emocional entre otras, algunas veces, no se percibe como «cambio» sino como «un derrumbe» que puede ser abrumador y paralizante.

Ya sea que hayas tenido que pasar por un proceso de liquidación en la empresa, que te hayas visto obligado a renunciar por temas personales, que el cambio de trabajo que creías un gran acierto no sea como lo esperabas o que el ritmo de ventas y clientes haya bajado… Es un cambio y hay que verlo como eso, como algo temporal porque así es y porque tu salud mental te lo va a agradecer.

Y en ese momento de transición, donde buscamos respuestas desesperadamente, donde quizá las cuentas se acumulan y los préstamos de amigos y familia se agotan, donde el envío de CV’s es literalmente una cascada de correos o se recorren las calles incansablemente buscando trabajo… Es entonces donde pase lo que pase tienes que CREER EN TI.

Cree en lo que sabes hacer, en tu experiencia, en la calidad de tus productos o servicios. Cree en tu fortaleza, en tu creatividad, en tu espíritu inquebrantable. Cree en que estás haciendo lo mejor que puedes con los elementos que tienes. Cree en que las puertas correctas se abrirán y que todo va a pasar.

Cree en ti. Pase lo que pase. Porque esta la prueba más grande a la que te estás enfrentando: A ti mismo.

Y cuando todo parece muy oscuro o complicado, dejar de creer en uno mismo es lo primero que sucede. Nos preguntamos qué hicimos mal, qué estamos haciendo mal, por qué no lo logramos, etc y en ese proceso, lo único que logramos es hacernos daño a nosotros mismos, lastimamos nuestra autoestima y con el correr de los días, vamos minando la confianza que nos tenemos y nos vamos debilitando.

Creer en nosotros mismos cuando se dan los cambios -por bruscos que sean- es el verdadero reto. Logrando eso, podemos lograr lo que sea.

Solo recuerda las veces que te has sentido segur@ y confiad@, las veces que pasaste todos los filtros para conquistar el puesto que querías o cuando te aceptaron el proyecto en el que tanto habías trabajado.

Piensa en eso, en lo que has hecho bien tantas y tantas veces y mírate en el espejo con orgullo y confianza en ti mism@. Ese es el principio de todo.

Y como dicen los mayores con su infinita sabiduría:

«Esto también va a pasar, tómalo con calma»

Recuerda esto: Tú eres el activo más importante con el que cuentas para lograr todos tus objetivos y creer en ti, forma parte importante de tu nivel de productividad.

LVM / Asesora de alineación para impulsar la productividad.

18 mayo 2021

Algunas veces, saber qué es lo que se desea no es fácil.

Así que por default, saber lo que no se desea ya es de gran ayuda. Si tenemos claro lo que no queremos, el resto cae en su lugar.

Enfócate solamente en lo que deseas y no le pongas atención a lo demás, es importante que tu energía se dirija a un solo lugar.

#SM #amor #deseospositivos #enfócate #SumaDeTalentos

Septiembre

La vida es una suma de momentos, de planes, de sueños y de acciones.

Cada día tenemos la posibilidad de volver a empezar y sin embargo, los seres humanos necesitamos «fechas» «temporadas» y «señales especiales» para darnos la oportunidad de reinventarnos.

Hoy inicia un nuevo mes y con él tenemos esa oportunidad que queremos hacer tangible.

Que septiembre sea todo lo que cada uno soñamos y necesitamos para estar en paz y alineados con el universo y con nuestro corazón.

#SM #amor #paz #sueños #ilusiones #SumaDeTalentos

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Los deseos

DeseosAlgunos los llaman así, otros les dicen objetivos o metas. Sea como sea, hablamos de lo mismo: algo que queremos lograr con todas nuestras fuerzas.

Creo firmemente que el universo siempre nos dice Sí.

Cada vez que deseamos algo, nos es concedido. La magia radica en saber esperar a que se materialice ese deseo, en seguir trabajando con pasión, en mantenerse fiel a lo que se quiere y no desistir pase lo que pase.

¡El universo ya dijo que sí! Lo único que desconocemos con precisión es el «cuándo» y en ese pequeño detalle se centra la sabiduría del cosmos:

Si somos perseverantes y pacientes, estaremos demostrando que en verdad ese deseo es muy importante para nosotros, que es algo real, algo que queremos con todo nuestro corazón y no un capricho momentáneo y así, el día menos pensado nuestro deseo se hará tangible.

Sin embargo la mayoría de las personas quiere que sus deseos se hagan realidad «de inmediato», como en los cuentos y si eso no sucede, descartan el deseo y piden otra cosa en la primera oportunidad o peor: se enojan con el universo y se sienten no merecedoras de eso que habían deseado. El cosmos entonces confirma que era solamente un capricho, algo que en efecto se quería lograr pero por lo que no valía la pena esperar ni trabajar.

Los deseos, cuando nacen desde lo más profundo del corazón, se hacen realidad. Siempre se hacen realidad. No importa el tiempo que tengamos que esperar para ello y lo mejor, es que en la espera, nos encontramos a nosotros mismos invariablemente.

Imagen: Acapulco. Por Suma de Talentos

The Velveteen Rabbit, or How Toys Become Real

The Velveteen Rabbit

Imagen: The Velveteen Rabbit: Illustrated

Publicado por primera vez en 1922, la autora es Margery Williams.

Es una bonita historia de amor entre un niño y su conejito de terciopelo, las aventuras que viven juntos y los retos y los miedos que enfrenta el conejito. La vida con los otros juguetes y su deseo de ser real.

Absolutamente recomendable para quien tiene niños pequeños o para quien simplemente gusta de los cuentos para niños.

La vida está hecha de momentos agradables y eso es muy sencillo al leer The Velveteen Rabbit.

A %d blogueros les gusta esto: