Andrés Chávez Luján.

Guerrero de gran corazón, en pleno siglo XXI.

La vida da muchas vueltas y depende de nosotros cómo tomamos esas vueltas que nos da:

Podemos ponernos a llorar por nuestra mala suerte, podemos amargarnos, podemos quedarnos inmóviles… esperando que todo cambie sin que hagamos nada o podemos quitarnos el polvo después de la sacudida y reinventarnos.

Hace semanas que leo a Andrés en LinkedIn y cada post que publica es emotivo, lleno de fortaleza y motivador para quienes lo leemos. Él es y siempre será un Emprendedor que se ocupa de su familia y al mismo tiempo, busca cómo ayudar al prójimo en Querétaro, que es donde radica.

Así es como nació Tortas Chalú

Foto: Facebook Tortas Chalú

Facebook Tortas Chalú.

Sitio Web

Su historia de fortaleza y empuje ha movido a muchos en las redes, lo han cubierto varios medios importantes como TV Azteca y hoy, con mucha admiración por su fortaleza, me permito reproducir uno de sus posts aquí. Andrés Chávez Luján sin duda es un Talento que Suma en nuestro país.

“Hace semanas me quede sin empleo, con una bebé de 7 meses y no mucha liquidación (nada) me propuse vender tortas puerta por puerta caminando, de ahí surgió la idea de ofrecer a las personas de otros estados donaran tortas, yo las preparo y las llevo al IMSS, a casas hogar, a las personas que duermen en la calle, a doctores, enfermeras, etc. La respuesta en linkedln fue impresionante, alcanzó más de 1 millón de visualizaciones y muchas personas han donado y yo repartido diario a personas que lo necesitan (Gracias a todos 💜) Hoy me regalaron esta bicicleta, ya no tendré que caminar para entregar pedidos 🚴 ahora será mas eficiente la entrega, el apoyo de todos es increíble. Me gustaría llevar donaciones y tortas a las comunidades más marginadas, pero por ahorita es imposible por falta de transporte 🚙, me propongo echarle todos los kilos diariamente para pronto poder ayudar a más y más personas que se encuentran más lejos de mi. Así, paso a paso lograremos el objetivo.

A lo que voy con esta publicación es agradecer a todos mis poquito más de 70 mil seguidores, a todos y cada uno de ustedes que dan recomendar, comentan o comparten para que este sueño se haga realidad, a todos quienes han donado una o muchas tortas, a ti que me lees, a todos, de corazón gracias por el enorme apoyo.”

-Andrés Chávez Luján-

Foto: LinkedIn. Perfil de Andrés Chávez Luján

¡Que siga el éxito Andrés! Estamos deseando que abras la franquicia para que cada estado de la república pueda disfrutar de estas tortas y así, ayudar a los demás.

Alejandro Moran.

Sin miedo al fracaso.

Inquieto por naturaleza, lo mismo contesta un mensaje, que toma una llamada o está pendiente de la pantalla de alguno de los diseñadores del equipo para hacerle una pregunta o una observación veloz. Cuando ha recorrido visualmente todo lo que le parece importante en ese instante, te devuelve la mirada y por varios minutos tienes toda su atención, justo antes de que algún cliente requiera algo.

Son exactamente esos minutos de su total atención los que construyen las decisiones que va a tomar a lo largo del día. Escucha, cuestiona, expresa sus dudas, te da referencias para construir y aportar a lo que le estás diciendo. Una vez que ha llegado al punto que considera ideal para avanzar, se concentra en algo más que exige su presencia física o virtual.

Este periodo de trabajo remoto le ha brindado espacio para otro tipo de análisis y fue aprovechando eso, que le pedimos una entrevista. Este es el resultado de esa charla.

Foto: cortesía de Alejandro Moran
Foto: cortesía de Alejandro Moran

 

Nombre completo: Alejandro Moran Calles

Profesión: Diseñador Industrial y emprendedor 

ST: Asumo que tu apodo de Morris, viene de tu apellido. Sin embargo, todos los apodos tienen un origen y me gustaría conocer la historia detrás del tuyo. 

AM: Morris se deriva de mi apellido, que es Moran, y ha ido evolucionando pasando por Mori, Morrison, Morrisey, entre otros.

ST: ¿Cómo y cuándo surge la inquietud y el gusto de dedicarte a este negocio de los eventos y las experiencias? ¿Recuerdas quién fue tu primer cliente? ¿Nos cuentas un poco de tus inicios?

AM: Primero trabajé con un un amigo de la carrera haciendo diseño de interiores y muebles para concursos. Después, él y yo teníamos una iguala con una agencia que se llamaba Squad, donde hacían tecnología para eventos. Fueron de los primeros en empezar con mappings. Ahí empecé a diseñar eventos desde mi oficina / casa. Un día mi socio se fue a estudiar arte, y me quedé con la iguala de la agencia. Fue cuando me acerqué con Diego para asociarme en P1stache. Donde llevé proyectos de desarrollo digital en un principio y poco a poco fui implementando lo que aprendí de la agencia de Squad dentro de P1stache. Hasta que un día ganamos un proyecto grande con Mattel y otro con Gentera, que fueron los que definieron el rumbo de la creación de experiencias para marcas. 

ST: Hablemos un poco de retos: ¿Cuáles dirías que son los retos más grandes a los que te has enfrentado en estos años con la agencia? (sin contar con el COVID-19, que ya llegaremos a eso)

AM: Creo que el principal reto es la perseverancia.  El lograr mantener una organización de forma saludable. El tener que  mantener a un equipo conectado y consciente todo el tiempo. Superando los retos que se van presentando. Y siempre dando la cara de todo.

El otro reto es mantener un balance con los socios, encontrar un punto en el todos aporten valor.

ST: Todos los seres humanos estamos en constante evolución, a veces nos damos cuenta y a veces no, es hasta que hacemos un stop, que volteamos hacia atrás y pensamos: “‘¡Cuántas cosas he vivido!” 

Bajo esta perspectiva, si pudieras conversar solamente durante media hora con el Alejandro de 18 años, ¿qué te gustaría contarle? ¿dónde lo interceptarías para tener esta charla? ¿qué es lo principal de lo que te gustaría hablar con él? ¿Consejos puntuales?

AM: Lo interceptaría en una fiesta y le diría que se divierta mucho. Que ponga mucha atención en la universidad y que no se distraiga tanto. Que se nutra de las personas valiosas que lo rodean y que aproveche al máximo el tiempo que tiene para aprender y desarrollar habilidades. Que construya relaciones valiosas. Y que haga cosas que su yo del futuro le agradecerá.

ST: Regresemos al presente, con el adulto y el team leader que está al frente de una agencia muy interesante con equipos de trabajo multidisciplinarios y talentosos. 

En momentos como este, donde en el mundo entero estamos enfrentando una crisis donde el tema de salud golpea la economía, ¿cómo estás sobrellevando esta presión? ¿cuáles son tus prioridades en el día a día? ¿qué papel juega la planeación estratégica en este momento?

AM: Lo más importante para mí en estos momentos es resistir. Buscar la forma de aportar valor con lo que sabemos hacer como equipo. Y mantenernos unidos de forma estratégica, con la capacidad de reinventarnos y teniendo la mejor comunicación posible que nos permita ser ágiles y adaptarnos a los cambios que esto conlleva. 

ST: Vayamos al futuro, busquemos al Alejandro Morán de 60 años para conversar con él solamente 15 minutos. ¿Qué te gustaría saber?

AM: Me gustaría saber cuáles fueron las decisiones correctas y las que pude haber sido mejor persona.

ST: Sé que eres un hombre que se mantiene en actualización constante, ¿nos compartes los tres libros que estás leyendo en este momento y/o con los que estés trabajando?

1 – Leaders eat last

2- The end of marketing

3 – Life 3.0

Paso mucho tiempo en Reddit, se ha vuelto una fuente de distracción importante, pero también es una herramienta que me permite estar actualizado y enterado de lo que esta pasando. 

ST: Siguiendo esta línea de pensamiento sobre el aprendizaje, me gustaría que nos contaras quiénes han sido tus role models en diferentes etapas de la vida. Por ejemplo cuando estabas estudiando la carrera, cuando empezaste el negocio y ahora tal vez.

AM: Primero que nada mis papás me enseñaron a ser muy  trabajador con el ejemplo. De Fernando, papá de mi mejor amigo, aprendí que el mundo de los negocios y ser humano van de la mano. Y de Elías, un amigo Argentino con el que viví en España, aprendí a ser responsable y trabajar con paciencia y perseverancia. 

 

Foto: cortesía de Alejandro Moran
Foto: cortesía de Alejandro Moran

ST: Casi para cerrar pero con la certeza de que tendremos una segunda entrevista dentro de algunos meses, vamos a jugar un poco. Yo te digo un concepto y tú me dices lo que te viene a la mente.

familia – hogar

sueños – enseñanzas 

viajes – alimento para el alma

amigos – familia

lujo – relatividad

éxito – plenitud

azul – profundidad

rojo – intensidad 

áspero – rugoso

suave – liso 

dulce – azúcar

salado – sal

incondicional – entrega

ética – valores

esperanza – confianza 

ST: Hoy por hoy esta pandemia está exigiéndole a la industria de las experiencias y el entretenimiento que se reinvente ¿Cuáles crees que sean las prácticas que permanezcan de estos ajustes, una vez que hayamos superado la crisis del COVID-19?

AM: Creo que lo primero, y más importante, será el ayudarnos a todos a reconstruir la “normalidad” como la conocemos y apoyarnos como industria. También creo que tendremos que respetar y seguir las reglas que las autoridades vayan dictando que estoy seguro van a afectar la manera en la que veníamos haciendo las cosas. 

ST: ¿Algo más que nos quieras decir? ¿Tal vez algún consejo para los emprendedores que hoy por hoy se enfrentan a este reto?

AM: Que no le tengan miedo al fracaso. Y que al final si hacen las cosas bien y son perseverantes y pacientes no hay mucho margen de error. 

 

El desarrollo profesional.

Es responsabilidad de cada uno.

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Lo primero es que nos pongamos de acuerdo en estos conceptos:

Cuando hablo de desarrollo profesional, me refiero a todo lo que sea útil para el crecimiento de un individuo en su profesión. Esto puede ser aprender un nuevo idioma, certificarse en algo, aprender algo de un área con la que colabora normalmente, a utilizar una nueva herramienta digital o incluso a manejar un nuevo tipo de transporte o de maquinaria. Todo depende a lo que cada uno nos dediquemos.

Y cuando hablo de responsabilidad, me gustaría que sea desde esta perspectiva positiva: “Capacidad de responder” porque lamentablemente, esta palabra es para muchas personas un peso enorme en su vida.

Puestos los conceptos sobre la mesa, pasemos a la acción.

Creo firmemente que el desarrollo profesional es responsabilidad de cada uno.

Si formas parte de una empresa y se ocupan por brindarte cursos o talleres para capacitarte o para actualizarte, es algo estupendo. Pero si eso no sucede, de ti depende seguir estudiando, aprendiendo y desarrollándote. Porque -en caso de que no te hayas dado cuenta- TÚ eres tu activo más importante.

Ahora bien, si eres emprendedor o freelance, con mayor razón eres responsable de tu desarrollo profesional, porque el barco que diriges es tuyo.

No, no estoy hablando de que inviertas miles de pesos en cursos extra, maestrías o certificaciones.  Si tienes las ganas de hacerlo y el capital para ello, genial. Si no es así, no pasa nada, siempre hay alternativas.

Y tampoco se trata de que sacrifiques tus horas de descanso estudiando como un loco. La vida es equilibrio. Recuérdalo.

Se trata de que estés consciente que nadie se puede actualizar por ti, que nadie puede saber lo que te hace falta aprender, porque el que está en la cancha eres tú.

Lo que para mí es vital en términos de formación profesional, posiblemente para ti sea algo irrelevante. Está bien. Somos individuos y aunque pudiéramos compartir profesión, nuestras áreas de desarrollo son distintas y por lo tanto nuestras necesidades también.

Busca alternativas en línea, compra libros, pide asesorías, ve a talleres… Haz lo que tengas que hacer, pero no te detengas. Eres el responsable de tu vida, de tu carrera, ¿por qué no dedicarle unos minutos a algo que te puede reportar ventajas o ganancias a mediano plazo?

Ya sea que se trate de mejorar lo que sabes o de empezar desde ceros, siempre hay alternativas para ello.

No esperes a que “alguien” más haga algo por ti. Piénsalo, ¿quién sería ese alguien? ¿por qué tendría que hacerlo? ¿a quién podría interesarle más que a ti que evoluciones?

Todo se puede compartir: los éxitos, los fracasos, las noches en vela, los festejos, las preocupaciones… Y sin embargo, el único que puede decidir qué hacer con su desarrollo profesional eres tú. Quien tiene esa responsabilidad eres tú y créeme, vale la pena asumirla.

Reflexión…

Foto: Pixabay

Pienso que el reto más grande al que nos enfrentamos los freelancers y/o los emprendedores es la motivación en días -y a veces- en temporadas complicadas.

Hay momentos en los que de verdad el cansancio físico y mental es indescriptible, los procesos y las fechas de entrega son el acicate y los temas económicos son “la cereza” en el pastel.

Y uno mira a su alrededor y se pregunta: ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Esto va a mejorar? ¿Valdrá la pena tanto esfuerzo?

La respuesta a las tres preguntas es SÍ. Rotundo y absoluto.

Cuando crees en tu proyecto, cuando has rebasado los meses de “emoción” por empezar algo nuevo y has superado obstáculos de todo tipo, cuando te vas a la cama pensando en cómo hacer mejor lo que hiciste hoy y se te ocurren ideas todo el tiempo, sabes que estás en el camino correcto.

La parte más difícil de emprender y/o de ser freelance es perseverar.

Seguir pase lo que pase. Tomar descansos y a veces reducir la velocidad, pero seguir con el objetivo en la mira.

ESE es el reto. No los obstáculos en el camino. Eso son pequeñas pruebas de la vida para saber si en verdad queremos lograr nuestro proyecto o si solamente es un capricho, una ocurrencia.

No hay nada específico que nos pueda motivar a todos por igual. Universos distintos enfrentando momentos de vida diferentes.

Cada uno sabemos lo que necesitamos para recuperar el aliento y seguir adelante: un café con una amiga, un paseo, un abrazo, ver jugar a tus hijos, un baño relajante…

Sea lo que sea hazlo. Tómate un break y haz lo que sea necesario para recuperar tu motivación. La vas a necesitar en el siguiente problema a resolver.

Y no te des por vencid@. Si visualizaste ese proyecto, es porque puede ser realidad.

Feliz día!!

Daniel Maidana.

Un gladiador que lucha contra el dragón del desempleo.

La primera vez que leí una de sus publicaciones en LinkedIn me llamó la atención su calidez y el respeto que manifestaba por las personas que están en búsqueda activa de empleo. Le envié solicitud de conexión y me aceptó de inmediato.

Con el correr de las semanas fui descubriendo a un ser humano increíble, apasionado de la vida y de su trabajo, siempre pensando cómo apoyar a los demás, cómo reconocer lo que cada uno estamos haciendo…

El día que le pedí esta entrevista supuse que me iba a dejar en espera por la cantidad abrumadora de trabajo que tiene. Fue una grata sorpresa equivocarme, aceptó de inmediato y este es el resultado. Espero que lo disfruten tanto como yo.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

Nombre completo: Daniel Maidana

Profesión: Ceo – Fundador de Jobbers Argentina

ST: Te leo en LinkedIn y me encanta la buena actitud que compartes todos los días, ¿Cuál es tu secreto para estar siempre así de positivo?

DM: Todos podemos interpretar que está todo bien o que está todo mal, el camino que elegimos hace que creamos que se puede hacer algo por mejorar, o por el contrario , que ya no se puede hacer nada para intentarlo. Opté por creer que todos podemos lograrlo si alguien nos ayuda a entenderlo.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

ST: Esa actitud positiva me lleva a Jobbers ¿Nos cuentas cómo, cuándo y dónde nace este proyecto? ¿Cómo fue que decides fundarlo?

DM: Jobbers nació y creció desde un grupo de facebook en Córdoba Argentina https://www.facebook.com/groups/conseguirtrabajoencordoba/  donde en un comienzo eran 100 personas a las que les enseñaba a buscar empleo. Se extendió tanto nuestra red de ayuda virtual que hoy no solo cruza otras provincias, sino que logramos unir países que sufren  de las carencias de herramientas laborales ( Venezuela/ Colombia / Chile), pero nuestro portal aún no está expandiéndose a esos países por el momento.

 ¿Lo que me impulsó ? Me di cuenta que mi trabajo me estaba robando mi salud, mis ganas de crecer y enfermé. Me terminaron despidiendo luego de 12 años maravillosos en esa empresa. Sentí que tenía que volver a buscar empleo luego de 12 de estabilidad laboral. Me encontré con años de tecnología avanzada, Linkedin, portales de empleos, redes sociales y me perdí tanto en la búsqueda,  que decidí crear una red voluntaria de ayuda para la inserción y reinserción laboral de las personas que se sentían tan perdidas como yo.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

ST: ¿Qué sigue? ¿Hasta dónde quieres llevar este proyecto Daniel? 

DM: Nuestro objetivo es ganar la  lucha contra el dragón del desempleo y el dinosaurio de los prejuicios, tenemos una lucha en pie y le estamos ganando… Logramos que 7.500 personas en 4 años encuentren buenos trabajos y que cada día más empresas dejen de pensar como lo hacían en los años 70 y comiencen a ver por el lado humano y empático y no por el lado de barreras que solo hace un mundo más dificíl. 

También vamos a  ayudar a emprender a los que quedaron fuera del sistema y  donde hoy no cuentan con herramientas para salir a traer el pan teniendo un oficio o una profesión.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers /Capacitación gratuitas en plazas
Foto: Daniel Maidana / Jobbers /Capacitación gratuitas en plazas

ST: Si pudieras pedir un deseo al “Aladino de los Emprendedores” ¿Qué le pedirías?

DM: Me gusta la Empatía, es lo que nos hace crecer, soñar y sensibilizarnos ante otro ser humano. Sin Empatía todo cuesta el doble.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

ST: ¿Cuáles serían los cinco consejos le darías a todos aquellos que hoy por hoy están buscando un trabajo sin importar edad, oficio o profesión?

  • No malinterpretar y menospreciar el poder de las redes sociales en nuestra vida.
  • Lograr el empoderamiento personal antes que el desempleo nuble las ganas de hacerlo.
  • Saber que siempre hay que resignar algo para obtener algo más grande.
  • Mirarse al espejo y aceptarse.
  • No castigarse cada día por las cosas que se hicieron mal, sino centrarse en las cosas que podrá mejorar para estar mejor.

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

ST: Si pudieras darle un consejo al Daniel de 10 años, ¿qué le dirías?

DM: Le diría que siga sonriendo y disfrutando de esa etapa.

ST: Y si pudieras preguntarle algo al Daniel de 70 años, ¿qué sería?

DM: ¿ Luchaste con intensidad por tus convicciones?

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers

ST: Redes, mail, sitio web, danos por favor todos los datos para ponerse en contacto contigo.

Sitio : http://www.jobbersargentina.net 

Redes fan page  https://www.facebook.com/jobbersargentina/

Pagina de Linkedin: linkedin.com/company/jobbers-argentina

Mi perfil de linkedin: https://www.linkedin.com/in/daniel-maidana-907812b5/

Mail: empleos@jobbersargentina.net

Foto: Jobbers
Foto: Jobbers

ST: ¿Algo más que quieras agregar?

DM: No. ¡Muchas gracias!

Foto: Daniel Maidana / Jobbers
Foto: Daniel Maidana / Jobbers