Encuentre su meta en la vida.

Carol Adrienne.

Foto: Google
Foto: Google

Tal vez se trate simplemente de hacer lo que tenemos delante y hacerlo bien, con el corazón. Haz lo mejor que puedas con lo que tengas entre manos en este momento. Ese es ahora mismo el propósito de tu vida. No intentes encontrar algo absoluto. Si entramos por puertas traseras o laterales, tal vez encontremos el propósito de nuestra vida. A mí me gusta mucho el refrán “Si tienes limones, haz limonada.” Sigue adelante con lo que tienes y no te tomes demasiado en serio a ti mismo. Tal vez no conozcas la finalidad última de lo que estás haciendo y tal vez solo sea un paso intermedio, pero algo encontrarás. No se trata de estar bloqueado ni parado, sino de saber que cada momento tiene su propósito.

Un libro altamente recomendable para quienes gustan de cuestionarse a sí mismos sobre el propósito de su vida.

Un maravilloso enfrentamiento con uno mismo, con el sistema de creencias en el que se creció y con la realidad, sea cual sea esta.

Disponible en:

Amazon

Mercado Libre México

El secreto está en conocerte mejor a ti mism@

Lo que funciona para otros, no necesariamente funciona para ti y eso aplica a todo: ritmo de trabajo, organización de tus actividades, alimentos, ejercicio, ritmo de aprendizaje, etc.

Me parece que no hay una sola forma de hacer las cosas. No creo que haya una verdad absoluta en cómo deben hacerse las cosas y no me refiero a cuestiones espirituales, eso es otro tema.

Hablo de que cada uno de nosotros tenemos una perspectiva de las situaciones y que nuestra forma de resolver se relaciona con nuestra edad, nuestra experiencia, nuestra área de trabajo y nuestras vivencias, por citar algunos puntos.

En algún lugar leí que hay más de 101 maneras de lavar los platos y si eso aplica para una actividad tan sencilla y cotidiana, imagina la cantidad de opciones para realizar una propuesta, para hacer un logotipo, decorar una casa, etc.

Así que me parece que el secreto está en observar a los demás, escuchar la forma en la que resuelven y adoptar y adaptar lo que funciona para ti. Nadie se conoce mejor que tú.

Muchas personas funcionan bien desde las 04:00 am y sus actividades empiezan maravillosamente a esa hora. Genial. Funciona para ellos.

Sin embargo hay otros que no pueden empezar a esa hora, porque su bioritmo es otro y entonces para ellos es mucho mejor iniciar actividades a las que 10:00 pm porque son nocturnos y ese horario es perfecto para estar atentos a lo que hay que hacer en el transcurso del día. Funciona para ellos.

Analiza -y descubre- qué es lo que funciona para ti. Dedica tiempo a conocerte mejor, pon atención en lo que te mueve y en lo que rechazas de forma inmediata, pregúntate por qué piensas o sientes eso y ve encontrando respuestas útiles para ti, para ajustar tu forma de actuar o de pensar.

Conocerse a uno mismo es un camino que dura toda la vida y resulta grato y muy interesante. O bueno, puedo decir que hacerlo, funciona para mí 😉

Feliz inicio de mes de agosto 2020

Foto: Pinterest

Planteamiento de objetivos.

Cómo hacerlo mucho más sencillo.

Foto: Pixabay Foto: Pixabay

Plantear un objetivo puede ser agradable o muy frustrante. 

Todo depende de lo que te estés planteando lograr y el nivel de “control” que tengas sobre los elementos necesarios para lograrlo, entre ellos, la disciplina.

Por ejemplo:

Si tu objetivo es ser multimillonario para finales del 2020, estamos hablando de un sueño, no de un objetivo, porque los objetivos son precisos, alcanzables y medibles. 

Así que comencemos analizando el planteamiento: ser multimillonario es un concepto subjetivo. Puede ser que hables de un millón o más y tienes que ser muy específico: ¿millonario en pesos, dólares o euros?

Teniendo eso claro, necesitas ser preciso: ¿Cuántos millones pretendes tener en las siguientes 24 semanas? Porque eso es lo que resta al 2020.

Supongamos que quieres tener 80 millones de dólares

Eso significa que cada semana tendrías que ganar más o menos 3.5 millones de dólares. Es decir, que el próximo viernes ya debes tener esa cantidad en tu cuenta para que no se eleve lo que debes generar cada semana.

¿Te das cuenta que estamos hablando de un ideal?

Sin embargo, si retomamos el ejemplo de que quieres tener cierta cantidad para fin de año, el objetivo pueden ser 72 mil pesos.

Eso significa que cada semana necesitas generar 3 mil pesos de aquí a que termine el año. Quizá sea elevada la meta, pero es alcanzable e incluso si en una semana no logras la meta completa, el acumulado para la siguiente semana sigue siendo viable.

Ahora bien, ¿qué te parece si ese objetivo para fin de año, lo dividimos en 24 pequeños objetivos?

Empecemos por generar los primeros 3 mil pesos y cuando los tengas y hayas alcanzado el primer objetivo, te sentirás mucho más confiado para generar los siguientes 3 mil pesos y así consecutivamente.

Cuando nos ponemos metas a muy largo plazo y muy elevadas, el camino es mucho más pesado y es aquí donde normalmente todo mundo abandona lo que desea lograr. Es lógico, se ve inmenso, falta mucho tiempo y tiene tintes de imposible o de muy difícil.

El secreto está en partir en pequeñas metas, la meta final y a medida que vas avanzando, ese pequeño logro es el que te va a motivar para continuar. Recuerda que todos necesitamos hacer tangibles nuestros logros para darnos cuenta que sí podemos. No se trata de que lo sepamos, ¡se trata de que lo veamos!

Algo importante que me comentó Gerardo Magallanes -y que aprecio y agradezco – cuando leyó el post:

Es cierto, hay factores internos y externos que pueden retrasar el logro de tus objetivos en tiempo y forma, aunque haya disciplina para lograrlos. Coincido totalmente.

Sin embargo, el objetivo de estas líneas es darte una perspectiva distinta para la forma en la que plantees tus metas. Que sean pasos pequeños para que cada logro te motive a seguir y que si en el proceso pasa “algo” que te retrase un poco, sea solamente eso, un retraso y no una frustración porque no has visto avance en nada.

Esta forma de planear de menos a más funciona. Ponlo en práctica y verás que aplica para todo:

Ahorros, dejar de comer pan, tomar más agua, hacer ejercicio, ordenar la covacha…

Recuerda: Un paso a la vez. Un día a la vez. Una tarea a la vez.

Roma no se hizo en un día.

#SM #SumaDeTalentos #objetivos #perseverancia

 

Paulina Cervantes y Erika Said

Las metas y los trabajos extraordinarios, son su motor.

Las conocí hace unos años, cuando estaban en séptimo semestre de la Licenciatura en Mercadotecnia y Publicidad y mis recuerdos de ellas son de dos mujeres muy jóvenes pero seguras de lo que quieren.

Cada reto que les ponía en clase lo resolvían con empeño. Confieso que su primera cana seguramente será responsabilidad mía y la asumo, fuera de eso, nunca se dieron por vencidas. Siempre tenían claro el objetivo y si en el análisis conjunto les hacía ajustes o correcciones, los aceptaban con la apertura necesaria para aprender más.

Hoy me complace entrevistarlas por el lanzamiento de Suculenta, un sueño que nació en la universidad y que hoy ve la luz como las emprendedoras que son.

Sé que sobra decirlo, pero estoy muy orgullosa de ustedes. Es una satisfacción indescriptible verlas crecer profesional y personalmente. Muchas gracias por el tiempo para esta entrevista.

Suma de Talentos: Nombre completo
Paulina Cervantes Salas
Erika Said Canavati
ST: Qué estudiaron y dónde
Pau: Mercadotecnia y Publicidad en Centro de Diseño, Cine y Televisión.
Erika: Mercadotecnia y Publicidad en Centro de Diseño, Cine y Televisión.

Pau Cervantes
Pau Cervante

ST: ¿Recuerdan cuál era su sueño cuando tenían 8 años? ¿Nos cuentan?
Pau:  Siempre fui amante de la naturaleza y de los animales, entonces si mi memoria no falla, mi sueño a los 8 años era tener un rancho gigante para poder tener perros y caballos. Creo que en algún momento de la vida quise ser veterinaria y siempre estar rodeada de animales.
Erika: A los 8 años, quería ser artista visual y plástica. Bueno, en ese momento yo le decía “pintora”. Me encantaba dibujar, hacer manualidades e improvisar con cualquier material que me encontrara por ahí.

Erika Said
Erika Said

ST: ¿Y su sueño cuando empezaron la licenciatura? ¿Tenían algo en mente?
Pau:  Escoger la licenciatura no me costó trabajo, la verdad es que siempre me llamó la atención la publicidad y siempre me fijaba en lo que estaban haciendo las marcas y cómo era aplicado. De hecho en prepa ya había leído un par de libros de publicidad y sin duda mi sueño era trabajar en algún momento en una agencia publicitaria. Durante la carrera, ese sueño fue cambiando y empecé a tener una gran ilusión por tener mi propio negocio, no sé si fue porque mis papás me dieron ese ejemplo de tener tu negocio, algo que fuera completamente tuyo, y pues a partir de eso mi meta (ya no le quisiera llamar sueño, porque lo tenía muy, muy claro) siempre fue emprender.
Erika: Cuando empecé la carrera en Centro, tenía bien claro lo que quería. Quería ser publicista y eventualmente tener mi propia agencia de publicidad. Algo muy característico de Centro es que te va formando para emprender y construir algo propio. Trabajé en United Colors of Benetton en el área de Mercadotecnia y Publicidad, y aunque me encantó, supe que yo no estaba hecha para tener un trabajo ordinario, si no para uno extraordinario.

ST: De entonces al día de hoy ha pasado algo de tiempo y tienen entre manos un sueño hecho realidad, se llama Suculenta. Platíquennos cómo nace este proyecto, cómo se transforma y cómo llega a ser una realidad.
Pau:  Como lo comenté, mi nueva meta era emprender y plasmé toda mi energía en hacerlo realidad. Estuve trabajando en Heineken para el área de investigación y desarrollo y aprendí a detectar tendencias en el mercado y a explotarlas en distintas marcas. Por esta razón a la hora de realizar la tesis, decidí hacerlo sobre mi “posible negocio”. A partir de mucha investigación de mercado, tendencias, e industria, junto con Erika, creamos nuestro proyecto terminal llamado Fénix del cual ahora iteramos, y creamos Urban Drinks México que es una empresa dedicada a la creación, producción y comercialización de bebidas innovadoras, naturales y saludables. A este proyecto se sumó mi hermano que es financiero y juntos creamos SUCULENTA que es la primera agua de tuna envasada en México. Suculenta, es una bebida que ofrece increíbles beneficios a los consumidores como que es: baja en sodio, sin azúcar añadido, solamente tiene 22 calorías, hidratante, hecha con pulpa 100% natural, sin organismos genéticamente
modificados, entre otros.
Erika: Como cuenta Pau, nuestro proyecto terminal de la licenciatura fue Fénix; tés y cafés autocalentables, el cual, aunque era un proyecto increíble e innovador, no era viable por distintas razones, pero el sueño siempre fue crear algo propio, beneficioso para la industria y el país, innovador y mexicano, por lo que exploramos distintas posibilidades. Pasamos desde agua de maple hasta el agua de bamboo, hasta que llegamos al concepto de Suculenta; la primera agua de tuna envasada en México. A partir de ahí, definimos los pasos para poder llegar a donde estamos hoy y darle vida a Suculenta.

ST: ¿Qué fue lo más difícil para sacar al mercado Suculenta?
Pau: Lo más difícil de emprender en general es que aún leyendo, estudiando o trabajando, nunca vas a saber TODO lo que necesitas para hacer realidad ese emprendimiento. Por esta razón creo que lo más difícil para mí fue aprender a manejar la frustración y el cansancio. En cuanto a Suculenta, creo que lo más difícil fue la producción porque ahí si, ninguno del equipo teníamos experiencia y por lo mismo cometimos muchos errores antes de poder tener el producto final.
Erika:  Nadie nos dijo que iba a ser fácil emprender, y a lo largo del proceso, nos hemos dado cuenta. Lo más difícil hasta ahora, como dice Pau, ha sido la producción, ya que es un mundo totalmente nuevo para dos mercadólogas y un financiero. Nos hemos encontrado con varios obstáculos, así como trabas y procesos burocráticos,
pero como todo lo nuevo, se trata de investigar, darle la vuelta y resolver las cosas. Sabemos que seguiremos teniendo momentos difíciles, pero también sabemos que aunque nos cueste trabajo, los resultados se sentirán mil veces mejor.

ST: ¿Ya está a la venta? ¿Dónde se puede comprar? ¿Precio? Queremos toda la
información que necesitemos saber como Redes Sociales y puntos de contacto.
Nos súper emociona poder decir que YA ESTÁ A LA VENTA. Por el momento
pueden comprar en nuestro sitio que es www.tomasuculenta.com , también nos pueden encontrar en Casa Siclo y próximamente en Magnolia Bakery, Healthy, Boutique, Green Republic, Lumen y las gift shops de Hospitales Ángeles. Pueden ir enterándose de los nuevos puntos de venta en nuestras redes sociales:
Facebook: suculentamexico
Instagram: @suculenta_mx

Producción suculenta
Producción suculenta

ST: Si pudieran darle un consejo a la niña de 8 años, ¿qué le dirían?
Pau: Que sea auténtica. Si algo me ha traído a donde estoy hoy, es ser auténtica, ser yo y ser libre. Creo que es de las cosas que a mi edad, te hacen sobresalir y es difícil porque generalmente en la adolescencia quieres ser como todos, pero definitivamente le diría que SER AUTÉNTICA la va a llevar lejos.
Erika:  Que nunca se conforme. Que nunca deje de luchar y trabajar por sus sueños. Que si éstos cambian o evolucionan, no pasa nada, al contrario, que los aproveche. Y que disfrute y se la pase bien mientras lo hace. Que se relaje y juegue mucho, tiene 8 años, ya tendrá tiempo de pensar en todo esto.

ST: Y si pudieran pedirle un consejo a la mujer de 70 años… ¿qué le preguntarían?
Pau:  Viendo tu vida en perspectiva, ¿qué hubieras hecho diferente?.
Es la misma pregunta que le hago a todos los emprendedores exitosos que he conocido y creo que es una pregunta que ayuda a que pongas tus prioridades en orden y que aprendas de los errores de los demás.
Erika: ¿Has hecho todo lo que quisieras hacer? ¿No?. Hazlo.

ST: Hablemos de esfuerzos profesionales, ahora que son licenciadas y todas unas emprendedoras ¿qué consejo le darían a los chavos que están empezando la licenciatura y tienen sueños de emprender?
Pau:  Muchas veces me he preguntado si volvería a emprender… y mi respuesta siempre es sí. Creo que sí debes de tener muy arraigado a ti ese deseo de emprender, porque no es fácil, no es rápido, no es tan divertido como siempre lo pintan, pero definitivamente es lo más satisfactorio que he hecho en mi vida. No sé si es consejo, pero les diría que emprender se trata de preparación, trabajo y oportunidades. Que es el doble de trabajo, pero el triple de satisfacción. Que se levanten temprano y trabajen, trabajen y trabajen. Que sean sus propios jefes pero que se exijan el doble de lo que les exigirían en una empresa. Que TODO se puede. Que hay cientos de problemas, pero que las soluciones son infinitas. Que emprendan por las razones correctas porque hacen falta emprendedores en México. Y que amen siempre lo que hagan.
Erika:  Que no se rindan. Créeme que a lo largo del tiempo hemos tenido bastantes razones para hacerlo; viabilidad, economía personal, horas de sueño, vida social (jaja), y te podría mencionar mil más, pero no se comparan con la satisfacción que te da el trabajar para ti mismo y para tu país. No toda la gente está hecha para emprender, pero al final del día te tienes que preguntar ¿Por qué lo estás haciendo? Y si la respuesta es la correcta, síguelo haciendo.

ST:  Siendo tan jóvenes y enfrentándose a los retos propios de un emprendedor, su opinión es importante, ¿Cómo ven el panorama de nuestro país hoy en día? ¿Cuáles dirían que son los puntos fuertes de México? ¿Y cuáles son nuestras áreas de oportunidad?
Pau: Para mí, México ha sido el lugar perfecto para emprender, la gente está abierta y atenta a los nuevos proyectos y productos. Creo que las tendencias actuales favorecen a México y hay que aprovechar este momento.
En cuanto a los puntos fuertes de México, creo que tenemos almas guerreras y mentes innovadoras. Creo que los jóvenes buscamos crear un nuevo formato de vida, en el que queremos SER la razón de EXISTIR, con esto me refiero a que queremos encontrar dentro de nosotros mismos (con negocios propios por ejemplo), la razón de existir en este país, siempre siendo parte de…
En las áreas de oportunidad, creo que el gobierno no le hace fácil a nadie
emprender, todos los procesos son muy burocráticos, cuadrados y complejos.
Erika:  México es un mundo de oportunidades. Yo creo que la primera clave está en la gente. Nos hemos encontrado con personas increíbles, que creen en el proyecto, dispuestas a ayudar y con mucho que aportar. Además, el mercado en el que estamos entrando va en crecimiento en México. Cada vez son más los establecimientos y productos de salud y bienestar que existen.

ST: Planes profesionales a corto, mediano y largo plazo
Pau: Crecer, crecer y crecer Suculenta. Esos son mis planes a corto, mediano y largo plazo. Definitivamente nuestra siguiente meta es tener presencia en toda la República Mexicana, y en algunos países del extranjero.
Erika:  Como planes a corto plazo, considero que es importante posicionar Suculenta en el mercado como el primer superdrink mexicano, una bebida deliciosa y saludable y entrar en establecimientos que hagan buen fit con la marca. A mediano plazo la idea es estar en TODOS lados, desde restaurantes, gimnasios, cafés, centros de salud y farmacias, hasta tiendas de conveniencia y autoservicio, en toda la República Mexicana. A largo plazo se pone más interesante la cosa. Queremos desarrollar nuestra propia materia prima, impulsando a la agricultura mexicana, desarrollar nuevos sabores que no existan en el mercado y que le aporten algo distinto al consumidor además de exportar Suculenta a nivel internacional y darle una probada fresca y mexicana al mundo entero.

Suculenta
Suculenta

ST: ¿Algo más que nos quieran decir?
PC: Muchas gracias por la oportunidad de platicar de este proyecto, pero sobre todo de poder plasmar en palabras este increíble camino que hemos seguido para lanzar Suculenta.
ES: Nos encantó ser parte de esta entrevista. ¡Muchas gracias!

Los deseos

DeseosAlgunos los llaman así, otros les dicen objetivos o metas. Sea como sea, hablamos de lo mismo: algo que queremos lograr con todas nuestras fuerzas.

Creo firmemente que el universo siempre nos dice Sí.

Cada vez que deseamos algo, nos es concedido. La magia radica en saber esperar a que se materialice ese deseo, en seguir trabajando con pasión, en mantenerse fiel a lo que se quiere y no desistir pase lo que pase.

¡El universo ya dijo que sí! Lo único que desconocemos con precisión es el “cuándo” y en ese pequeño detalle se centra la sabiduría del cosmos:

Si somos perseverantes y pacientes, estaremos demostrando que en verdad ese deseo es muy importante para nosotros, que es algo real, algo que queremos con todo nuestro corazón y no un capricho momentáneo y así, el día menos pensado nuestro deseo se hará tangible.

Sin embargo la mayoría de las personas quiere que sus deseos se hagan realidad “de inmediato”, como en los cuentos y si eso no sucede, descartan el deseo y piden otra cosa en la primera oportunidad o peor: se enojan con el universo y se sienten no merecedoras de eso que habían deseado. El cosmos entonces confirma que era solamente un capricho, algo que en efecto se quería lograr pero por lo que no valía la pena esperar ni trabajar.

Los deseos, cuando nacen desde lo más profundo del corazón, se hacen realidad. Siempre se hacen realidad. No importa el tiempo que tengamos que esperar para ello y lo mejor, es que en la espera, nos encontramos a nosotros mismos invariablemente.

Imagen: Acapulco. Por Suma de Talentos