Set It Up.

El plan imperfecto.

Imagen: Google

No tenía expectativas sobre esta película. Una noche de insomnio me llevó hasta ella en Netflix y valió la pena. Me reí tanto, que la vi de principio a fin.

La vida de un asistente nunca ha sido -ni será- fácil. No importa el siglo en el que estemos. Los asistentes tienen el reto inmenso de apagar los incendios que  se generan  alrededor de sus jefes, de resolver los pendientes más extraños, de atender sus pequeños y grandes caprichos y sobre todo: de estar a la altura de las expectativas de quienes los contrataron y les confían su vida profesional y en algunos casos, personal.

Harper y Charlie tienen “la suerte” de ser los asistentes de dos workaholics muy exitosos, pero el precio es sumamente alto: no tienen tiempo para vivir su vida.

Así que con toda la información que cada uno posee y deciden lograr que sus jefes se enamoren, comienza un divertido viaje de auto descubrimiento.

Absolutamente recomendable para un rato divertido donde el amor, la honestidad y la ética profesional son una constante.

 

Fecha de estreno: 15 de junio 2018 (USA)

Director: Claire Scanlon

Distribuida por: Netflix

Música compuesta por: Laura Karpman

Producida por: Justin Nappi

 

Un padre no tan padre

“Descubrí” esta película por casualidad una noche, paseando por Netflix para ver algo antes de dormir. Sin temor a equivocarme, puedo decir que es una verdadera joya. El talento de todos los que formaron parte de la producción es evidente de principio a fin: fotografía, dirección, actuación, iluminación, locaciones, guión… todos apostaron su 100% por esta película y la disfrutaron mucho. Eso se puede sentir en cada escena.

Un padre no tan padre

Héctor Bonilla es un maestro de la actuación sin ninguna duda y verlo encarnar a Don Servando Villegas es una delicia. ¡Apenas habían transcurrido unos minutos y yo estaba muerta de la risa! Eso es precisamente, una de las cosas que más me gustó de la película: el balance entre las situaciones divertidas y la profundidad del tema.

Si tuviera que elegir un adjetivo para definir a esta película, sería divertida. En verdad es muy divertida y ayuda mucho ver rostros conocidos y otros que no lo son, porque eso permite que uno se meta por completo en la historia que además de ser bonita y llena de personajes que están en todos lados, tiene un gran mensaje: la unión familiar.

No importa si es el siglo XXI y todos somos libres e independientes. El amor por la familia, la unión, la tolerancia y el respeto son valores que van a prevalecer a través del tiempo.

¿Algo más? Sí, el soundtrack es espectacular!! Haber vuelto a escuchar a Benny en esta canción fue un regalo maravilloso.

Absolutamente recomendable para pasar un rato sin mayor expectativa que divertirse un poco.

Barbra Streisand

The Music… The Mem’ries… The Magic!

Es una de las mujeres con mayor número de premios ganados, incluyendo dos Oscar, nueve Globos de Oro, diez Grammy, cinco Emmy y un Tony honorífico entre otros . Es simpática, divertida, políticamente activa, se preocupa por el planeta y los seres que lo habitamos y sobre todo: tiene una voz  Mezzosoprano dramática maravillosa.

Crecí escuchando la música de esta estrella (me resulta imposible referirme a ella de otra manera) porque mi mamá tenía todos sus discos. Así que cuando recién descubrí en Netflix este programa de su concierto en Miami, no dudé en verlo. Fue un gran acierto.

El repertorio incluye canciones que me eran familiares y otras que son una joya y para mí un gran descubrimiento, como Being Alive, perteneciente a The Broadway Album de 1985. Es una verdadera delicia!!

Después de ver este programa, confirmé que el talento -que consideramos innato- también es algo que podemos desarrollar con horas de dedicación y práctica.

Ella comenta que durante sus inicios como actriz le llamaba la atención dirigir, pero le daba miedo hacerlo y hubo un camera man, Harry Stradling: Quien la animó a dirigir. Le tomó 14 años a Barbra Streisand decidirse a hacerlo, a enfrentar el reto de contar historias y después de eso, es una de sus actividades favoritas. Y lo hace muy bien!!

El talento es algo tan subjetivo… porque a veces solo es cuestión de aventurarnos a salir de nuestra zona de confort y probar nuevos caminos para llegar a descubrir que somos buenos en muchas otras cosas.

“If you want something you’ve never had, you have to do something you’ve never done ”

Barbra Streisand.

Whitney

Can I be me

El talento, esa habilidad que tenemos para desempeñar ciertas actividades, a veces está en un nivel más elevado y es un don. Whitney Houston tenía el don de la voz. Alcanzaba notas indescriptibles y era capaz de hacerte vibrar con su música pop con el R&B o con el gospel.

Era una mujer que aparentemente lo tenía todo y sin embargo, en el fondo, era una niña triste e insegura que lo único que buscaba era amar y ser amada.

Este documental de Netflix -que es absolutamente recomendable- revela a una Whitney Houston distinta a la que uno recuerda, porque la figura pública y el ser humano no tienen mucho en común.

Descubrir a esta mujer, con ese don, con esa enorme capacidad vocal y responsable de los suyos en términos económicos, nos hace pensar en todas las estrellas que han enfrentado lo mismo… llegando a olvidarse de lo que en primera instancia los llevó a los escenarios: su talento. Ese amor por lo que hacemos, esa pasión y esa dedicación es lo que tarde o temprano nos coloca en el lugar que deseamos, ya sea el Spotlight o una mejor posición en nuestros empleos. Y creo que lo importante es recordar o tener muy presente, que somos un vehículo para cosas más grandes. Somos una pieza del engranaje y necesitamos cuidarnos bien, amarnos por sobre todas las cosas y rodearnos de personas que nos amen desinteresadamente, porque ellos serán nuestro apoyo en momentos de crisis.

El talento per se, no funciona sin dirección, sin saber a dónde queremos llegar y Whitney Houston es -desafortunadamente- una prueba de ello. Perdió la vida a los 46 años y dejó un gran vacío en la música.

 

The Story of Diana

The Story of DianaHablar de Lady Di Spencer, de la Princesa de Gales o de la Princesa del Pueblo, es hablar de la primera influencer que existió en todo el sentido de la palabra.

Este documental de Netflix, realizado por la revista People es simplemente estupendo, tiene un punto de vista objetivo sobre las situaciones a las que se enfrentó la princesa y sobre todo, destaca la enorme capacidad que tenía para optimizar a los medios y llevarlos a lugares donde la ayuda y el ojo público eran necesarios. Algo que definitivamente es lo que debe dar nombre a un verdadero influencer.

Tal como lo cita el documental, después de ella, Angelina Jolie e incluso Bono, descubrieron cómo hacer el bien a partir de su fama. Ser una celebridad es un compromiso que va más allá de las luces y el reconocimiento, es ser capaz de inspirar y ayudar con las herramientas que tienes a la mano.

Para los mayores de 35 años, es una forma de recordar el cuento de hadas que terminó en tragedia. Para los menores de esa edad, será descubrir la belleza interior y exterior de una de las mujeres más importantes del Siglo XX.