El secreto está en conocerte mejor a ti mism@

Lo que funciona para otros, no necesariamente funciona para ti y eso aplica a todo: ritmo de trabajo, organización de tus actividades, alimentos, ejercicio, ritmo de aprendizaje, etc.

Me parece que no hay una sola forma de hacer las cosas. No creo que haya una verdad absoluta en cómo deben hacerse las cosas y no me refiero a cuestiones espirituales, eso es otro tema.

Hablo de que cada uno de nosotros tenemos una perspectiva de las situaciones y que nuestra forma de resolver se relaciona con nuestra edad, nuestra experiencia, nuestra área de trabajo y nuestras vivencias, por citar algunos puntos.

En algún lugar leí que hay más de 101 maneras de lavar los platos y si eso aplica para una actividad tan sencilla y cotidiana, imagina la cantidad de opciones para realizar una propuesta, para hacer un logotipo, decorar una casa, etc.

Así que me parece que el secreto está en observar a los demás, escuchar la forma en la que resuelven y adoptar y adaptar lo que funciona para ti. Nadie se conoce mejor que tú.

Muchas personas funcionan bien desde las 04:00 am y sus actividades empiezan maravillosamente a esa hora. Genial. Funciona para ellos.

Sin embargo hay otros que no pueden empezar a esa hora, porque su bioritmo es otro y entonces para ellos es mucho mejor iniciar actividades a las que 10:00 pm porque son nocturnos y ese horario es perfecto para estar atentos a lo que hay que hacer en el transcurso del día. Funciona para ellos.

Analiza -y descubre- qué es lo que funciona para ti. Dedica tiempo a conocerte mejor, pon atención en lo que te mueve y en lo que rechazas de forma inmediata, pregúntate por qué piensas o sientes eso y ve encontrando respuestas útiles para ti, para ajustar tu forma de actuar o de pensar.

Conocerse a uno mismo es un camino que dura toda la vida y resulta grato y muy interesante. O bueno, puedo decir que hacerlo, funciona para mí 😉

Feliz inicio de mes de agosto 2020

Foto: Pinterest

Gerardo

Foto: Cortesía de Gerardo. En camerino antes de iniciar la presentación de la coreo
Foto: Cortesía de Gerardo. En camerino antes de iniciar la presentación de la coreo

*El objetivo de esta charla es compartir con el mundo una pequeña parte de tu historia, algún momento o una situación que haya sido crucial y que te haya exigido ser más fuerte de lo que creíste que podías ser.

¿Cuál fue ese momento? ¿Cómo te sentiste? ¿Cuánto tiempo te llevó tomar una decisión? ¿Cómo te motivaste a ti mism@? ¿Qué pensabas en ese proceso? Y sobre todo, ¿Qué aprendiste de ti y de los demás?

Ese momento fue cuando bailé por primera y única vez en una coreografía de salsa rueda de casino frente a público espectador en el salón La Maraka “La catedral de la salsa”.

Desde que la instructora Angie nos invitó a participar, lo asumí como un reto, sentí alegría y nerviosismo porque tenía un nivel de principiante y con poco tiempo para prepararnos debido a que sólo podríamos ensayar los fines de semana y la fecha de la presentación era en 2 meses.

Foto: Cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.
Foto: cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.

La decisión de aceptar la invitación tuvo que ser casi instantánea, evaluando los tiempos para ensayar, lo complicado que pudieran estar las figuras de baile. Sobre todo porque soy de la idea que si aceptas participar en cualquier proyecto, te comprometes a dar lo mejor de ti. 

Me dije a mí mismo: por muy difícil que sea la situación se debe asumir con valor y decisión, con disciplina y constancia, para lograr el objetivo de forma óptima y satisfactoria. Además que el baile me gusta mucho, es un hobby que disfruto mucho.

Foto: Cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.
Foto: Cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.

Durante el proceso de los ensayos, había momentos que me desconcertaba porque me fallaban los pasos o los tiempos en las vueltas, me ganaban los nervios y la desesperación, llegando a frustrarme.

Pero recordaba mi motivación de seguir con disciplina y constancia, la paciencia de la instructora y que ella hablaba conmigo y con los demás para darnos ánimo y confiar en nosotros aunque ella sabía que el tiempo era cada vez más reducido y a veces las cosas no fluían bien.

Recuerdo bien que nos dijo: el baile es para disfrutarse no para frustrarse ni enfadarse, que se vea en cada vuelta, la sonrisa en el rostro debe fluir, no solo bailen con los pies sino con el corazón.

Foto: Cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.
Foto: Cortesía de Gerardo. Durante la presentación de la coreo.

Aprendí a trabajar en equipo, a ser paciente conmigo mismo, a aceptar mis fallas y errores, a confiar en los miembros de la coreografía, en la couch o instructora y sobre todo confiar en mis capacidades.

Aprendí que debemos ser humildes porque aun los grandes profesionales del baile y coreógrafos también son susceptibles de fallar y los compañeros de nivel avanzado se adaptaron al nivel de los que éramos principiantes, haciendo los egos aun lado y mostrándose cooperativos.

Foto: Cortesía de Gerardo. Fin de la presentación de la coreo.
Foto: Cortesía de Gerardo. Fin de la presentación de la coreo.

Considero que cada uno de los que participamos en la coreografía aportamos lo más valioso de nosotros mismos: nuestro tiempo.

Gracias a los ensayos y al día de la presentación, se logró camaradería e integración; fue un gran logro, porque teniendo factores en contra como el poco tiempo: algunos compañeros no podían acudir a los ensayos porque trabajaban en fines de semana y algunos otros que iniciaron los ensayos se fueron saliendo, así que la instructora tuvo que hacer varias modificaciones sobre la marcha.

Foto: Cortesía de Gerardo. Foto grupal de los integrantes de la coreo día previo a la presentación.
Foto: Cortesía de Gerardo. Foto grupal de los integrantes de la coreo día previo a la presentación.

*Tres consejos para motivar al mundo

En tiempos de crisis, lo mejor es conservar la calma, evitar actuar impulsivamente, darse un tiempo para tomar las mejores decisiones y recordar cuáles son nuestros principales motores en la vida que nos hacen estar bien y seguir avanzando.

 

Aprender para saber, saber para servir, servir para vivir, vivir para amar y amar para trascender. Considero que es importante aprender y aprender bien para saber servir, servirnos a nosotros y servir a otros para vivir con amor, con amor propio, amor a la vida, amando lo que somos y hacemos lo cual nos llevará a trascender como base de una sana convivencia.

 

Por más difícil que sea la situación, no desistas ni te des por vencido, puedes tener derrotas y caídas, pero gracias a ello conocemos las victorias porque podemos levantarnos y seguir. Si tenemos paz interior, podremos tener la libertad para tomar mejores decisiones, sin miedo a la incertidumbre.

 

Lo que nadie te dice sobre ser freelance.

Vencer el miedo.

A equivocarte. A no servir para estar tú solo trabajando por tu cuenta. A que tú y los tuyos se mueran de hambre por tus “ocurrencias” de ser independiente. A darte cuenta que eres mejor bajo la sombra de una empresa que tú solo.

¿El miedo más grande? A darte cuenta que es mucho más fácil soñar y quejarte porque “las cosas no suceden” que luchar cada mañana por hacer realidad ese sueño.

Cuando sientes miedo y eso te impulsa, te da fuerzas y te provoca mariposas en el estómago, entonces no hay nada que te detenga.

Pero cuando el miedo te paraliza… cuando sudas frío porque es aterrador pensar en el día de mañana… entonces estás en problemas.

Hay personas que nos crecemos ante los retos de forma natural. Los diluimos, los vemos como algo que simplemente hay que vivir para llegar al objetivo que nos hemos fijado. No importa si nos cuesta mucho trabajo, si eso significa pasar horas y horas planeando y ejecutando. El sueño tiene nombre, tiene forma y cuando cerramos los ojos es tan claro que literalmente lo vivimos y lo disfrutamos.

No todos somos iguales. He visto personas con grandes sueños preferir la zona de confort porque les genera menos estrés, porque es algo que dominan, donde se mueven sin problemas y los deja dormir bien. Nada de retos, nada de emociones fuertes… Nada que les exija más de lo que ya han dado. Su sistema nervioso no lo resiste.

Lo entiendo a la perfección. Así que es importante darnos cuenta de qué estamos hechos antes de lanzarnos a ser freelancers.

Si lo tuyo son los retos y los ves con buena cara. Si la adrenalina o la emoción de hacer tu sueño realidad te motiva a levantarte temprano y buscar clientes o desarrollar proyectos. Ser freelance te va bien.

Pero si la idea de no tener asegurada tu quincena te tortura y prefieres pasar tus días en la misma oficina por años, entonces mejor no lo intentes. Te puedes desgastar emocionalmente de una forma indescriptible.

El miedo a veces es aterrador al punto de las lágrimas. Pero pasa. Se disipa cuando te llaman para pedirte algo, cuando te llega un correo solicitando que emitas tu recibo para que te paguen o cuando te solicitan una junta de trabajo.

Si pudiera decir que el miedo desaparece, lo haría. Pero no es verdad. Jamás desaparece. Siempre va caminando a tu lado, como un compañero fiel cuyo trabajo es impulsarte a seguir ese sueño o dejarte paralizado en la primera esquina. Eso es algo que solamente tú decides.

Sueños
Sueños

Imagen: Suma de Talentos

Andrea Norzagaray.

Una mujer analítica, con mucho corazón.

Andrea Norzagaray
Andrea Norzagaray

El primer recuerdo que tengo de Andrea Norzagaray, es de un día que les asigné una lectura  para hacerla en clase. Revisó velozmente el material que les había enviado por mail, levantó la mano y lo que me preguntó fue: “¿De qué año es esta bibliografía?” Estaba claro que tenía frente a mí, a una alumna llena de preguntas que le permitieran hacer un análisis completo de todo lo que se viera en clase.

Estaba en lo correcto. Durante el tiempo que le di clases, Andrea lo cuestionó todo, sin miedo. Se enfrentó a sí misma una y otra vez, venció la frustración y entregó lo mejor de sí en ese salón de clases. Puedo decir sin temor a equivocarme que es una mujer muy dedicada, perfeccionista y entregada a su trabajo.

Ahora que somos colegas, tuve la oportunidad de conversar con ella mientras se desempeñaba como docente adjunto de Miguel Torres, director de la licenciatura en Mercadotecnia y Publicidad en Centro. En ese momento descubrí una Andrea madura y llena de ganas de seguir aprendiendo y seguir cuestionando. Así que no lo dudé ni un segundo, decidí que quería conversar con ella y tenerla aquí, en Suma de Talentos para que compartiera con nosotros su visión de la vida.

Este es el resultado de esa entrevista. Muchas gracias Andrea, siempre es un placer conversar contigo.

Suma de Talentos: Nombre completo y profesión

Andrea Norzagaray. Estudié Mercadotecnia y Publicidad. Primero exploré mis oportunidades en una agencia digital –no me gustó–, luego decidí intentar mi suerte en publicidad –me enamoré del ambiente pero no era para mí– hasta que por cosas de la vida entré al mundo editorial y me encantó.

ST:¿En dónde estás trabajando actualmente y qué haces ahí?

AN: Soy correctora de estilo y colaboradora en la revista Fortune. Escribo sobre el ecosistema actual de los negocios y finanzas pero sobre todo, acerca de las tendencias que están configurando al mundo. También colaboro en Cosmopolitan, con ellos me especializo en finanzas personales.

ST: Esto se lo pregunto a todos mis entrevistados, es un “must”. Para ti, ¿qué es el talento?

AN: Para mi talento es suma, es la capacidad de crear sinergia con tu equipo para poder disfrutar de tu trabajo y contagiarlo al exterior.

ST: Hace relativamente poco que dejaste la vida universitaria para integrarte al mundo laboral, ¿es tal como te lo imaginabas? ¿más difícil? ¿más emocionante?

AN: Definitivamente crecer es una trampa y te das cuenta hasta que pasa. Es un reto enorme pero tiene su parte amable y divertida. En mi caso, me tardé dos años en encontrar algo en donde me sintiera realmente entusiasmada y en el camino la palabra que retumbaba en mi cabeza era “frustración”. De repente todo lo que me enseñaron en la universidad se diluía en un mundo laboral en donde ya no había calificaciones, ni asesorías, ni segundas oportunidades. Éramos mi conocimiento y yo nada más. Cuando entendí y acepté que estaba bien armada, el miedo dejó de ser un impedimento y empezó a ser un driver.

En 2014 fue su graduación en CENTRO. Dio el discurso de su generación y se graduó con honores con un proyecto titulado Estrategia de posicionamiento para la marca J&B: El alcance mercadológico de un nuevo paradigma.
En 2014 fue su graduación en CENTRO. Dio el discurso de su generación y se graduó con honores con un proyecto titulado Estrategia de posicionamiento para la marca J&B: El alcance mercadológico de un nuevo paradigma.

ST: ¿Cuáles dirías que son los retos que tiene tu generación en pleno siglo XXI con México?

AN: El reto número uno es que logremos llegar al siglo XXII.

ST: ¿Y cuáles son los compromisos que tienen con nuestro país?

AN: La palabra en sí misma tiene un tiene un peso importante, pues somos una generación que tiene terror al compromiso en general. México tiene grandes oportunidades y nuestro compromiso debe estar enfocado a explorarlas de manera consciente e informada.

ST: Andrea, ¿Cuáles son las preocupaciones de alguien de tu edad en un momento como el que está viviendo el mundo?

AN: ¿Se puede decir que todas? Vivimos en un entorno de incertidumbre constante a nivel político, económico, social, ambiental. Me parece imposible mantenerse indiferente a lo que sucede a nivel global. Creo que cada uno de nosotros puede hacer algo desde su trinchera para generar un cambio. El conocimiento y la concientización deben imperar de manera constante para que esto en verdad tenga un impacto real.

ST: Recién estuviste como adjunto en la clase de Miguel Torres, ¿qué aprendiste al desempeñar ese papel?

AN: Miguel fue sinodal en mi examen profesional y al estrecharle la mano le dije “espero tu llamada para dar clases”. Dos años después ese sueño se materializó y qué mejor que con su mentoría. Al apoyarlo en las clases me di cuenta de un fenómeno clave: el mundo cambia mucho más rápido de lo que creemos. Mantenerse al día y actualizado es un requisito indispensable para la excelencia.

Andrea se estrenó como escritora en esta edición con un artículo acerca de Star Wars.
Andrea se estrenó como escritora en esta edición con un artículo acerca de Star Wars.

ST: Dame cinco consejos para los recién egresados

AN: 1) Cuestionar es vital. No tengas miedo de preguntar y preguntar hasta llegar al fondo de las cosas. 2) No dejes que el miedo te paralice, úsalo para avanzar. 3) Si alguna vez encuentras la zona de confort en tu trabajo, huye lo más rápido que puedas. 4) Si te vas a equivocar, hazlo en grande. 5) Enjoy the ride! Encontrar personas increíbles con quienes hacer equipo es vital para hacerlo.

ST: Red Social favorita y por qué

AN: Instagram. No me deja de sorprender su nivel de innovación en todos los sentidos.

ST: Plataforma de información favorita y por qué

AN: Soy fan de los blogs en general. Creo que son la fuente de información que rige los nuevos medios.

ST: ¿Quién es tu rol model profesional y por qué?

AN: Cualquier mujer que esté pateando traseros en su campo laboral. Con movimientos como #Metoo el feminismo ha tomado una relevancia impactante y visibiliza problemáticas graves de las que antes no se hablaba para nada. Si una mujer logra brillar en su trabajo, para mí ya es digna de respeto y admiración.

Este es su mantra. Andrea tiene la firme creencia de que todos estamos en work in progress constante.
Este es su mantra. Andrea tiene la firme creencia de que todos estamos en work in progress constante.

ST: ¿Para qué eres talentosa Andrea?

AN: Soy una persona muy analítica. Me gusta analizar las cosas a profundidad para así ver los distintos escenarios y procurar estar siempre un paso adelante de las cosas.

ST: ¿Qué podemos esperar de ti en los próximos cinco años?

AN: Quiero seguir explorando el mundo editorial y probablemente encaminarme a realizar una maestría.

ST: ¿Algo más que nos quieras decir?

AN: Quiero agradecerte infinitamente por considerarme para esta entrevista. De verdad, muchas gracias por seguir siendo una persona admirable.

 

AC: Arrechedera Claverol fue su primera agencia de publicidad en la que trabajó. Era parte del equipo de cuentas con clientes como izzi telecom, centros comerciales de Sordo Madaleno (Antara, Antea, Andamar, Angelópolis), AXA y Bridgestone.
AC: Arrechedera Claverol fue su primera agencia de publicidad en la que trabajó. Era parte del equipo de cuentas con clientes como izzi telecom, centros comerciales de Sordo Madaleno (Antara, Antea, Andamar, Angelópolis), AXA y Bridgestone.